Tema: [Hongos psilocibios] Del éxtasis a la agonía

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 11
  1. #1
    Usuario Nuevo Avatar de starostaelidiota
    Ubicación
    Santa Fe, Argentina
    Mensajes
    44

    [Hongos psilocibios] Del éxtasis a la agonía

    Esto pasó hace bastante ya, unos 9 meses. Estábamos en lo de mi mejor amigo, me quedaba a dormir allá. Él tenía una bolsa con una cantidad considerable de hongos que un conocido le había regalado. Los papás salían a la noche y volvían tarde. A eso de las 8 decidimos comerlos. Dividimos los cucus que había entre los dos. Mi amigo (a partir de ahora N) comió la mitad y me dejó la otra a mi. Era un puñado generoso, la mayoría eran de tamaño chico y había un par con el sombrero grande. Supongo que eran psilocibe cubensis, tengo entendido que es lo que crece por mi zona (el litoral).
    Como los papás todavía no se iban, salimos a dar una vuelta. A los 30 minutos más o menos nos estaba subiendo, mientras caminábamos por las calles de tierra de Villa california. Los árboles y su verde me llamaba la atención, tenía ganas de caminar y verlos desde cerca. Me miraba las extremidades y las notaba un poco más largas. Después de un rato (aunque mi percepción del tiempo ya había empezado a distorsionarse algo) fuimos a comprar algo para tomar. No tenía ganas de entrar al kiosco por que ya me sentía bastante raro, pero N no tuvo problemas en hacerlo. Recuerdo que, mientras esperaba, me senté en un banco y, cuando me quedé quieto, sentía olas cada vez más abrazadoras de un flujo indescriptible que me recorría el pecho, de arriba hacia abajo. Las sentía casi como las sensaciones corporales que produce el md en la subida, pero con una lentitud y una intensidad sorprendentes.
    Volvimos a la casa de N y sus padres todavía estaban. N entró y habló un rato con sus papás, mientras yo estaba en el patio fumando un cigarrillo, agradeciendo no estar en su situación. Me llamaron mucho la atención los perros, en especial Canvás, un ovejero alemán hermoso, que se me vino derecho a pedirme caricias. Entusiasmado lo mimé y sentí un cariño enorme. Empecé a reflexionar sobre la naturaleza amorosa de los perros, sobre cómo lo único que quieren es amor. Recibir y otorgar amor era lo único que Canvás quería en ese momento, y me sentía feliz de estar siendo positivo para él, sentía una conexión muy grande.
    Entramos y por fin se fueron todos. No recuerdo qué hablamos, sólo me acuerdo de que estábamos en la habitación de N, sentados en la cama. Miré los dibujos con lápiz que tiene en la pared y veía como las líneas estaban algo así como desfasadas. Los dibujos estaban en el mismo lugar de siempre, pero al lado suyo había muchas repeticiones de los mismos trazos, en colores azul, rojo y amarillo. ¿Vieron como se ven las películas 3D sin lentes? Bueno, era un efecto parecido, con colores parecidos y todo.
    Mientras hablábamos con N me sentí increíblemente feliz, realmente a gusto con todo lo que era, con las cosas que había elegido para mi vida y con las personas que me rodeaban. Me invadió un sentimiento de plenitud indescriptible, mayor al que jamás había sentido bajo los efectos de alguna sustancia, tal vez mayor al de mi primer dosis de mdma (que me partió la cabeza). Tuvimos una charla sentimental con mi amigo, y nos dimos un abrazo tremendo.
    Me fui al baño. Me resultó interesante para observar, por lo que me senté en el inodoro. No sé si estaba alucinando o realmente había grillos que emitían su característico sonido. Lo sentí muy deformado, como si estuvieran subiéndole y bajándole las frecuencias (el pitch), con mucho detalle. Mientras tanto, miré a mi alrededor y me llamó la atención un hilo que colgaba de una toalla. Miré con mucho detalle su rojo intenso y los pequeñísimos tejidos que lo formaban. Corrí mi mirada hacia la canilla, que tiene unas manchas de humedad verde y violeta al borde de los grifos. Las observé y eran como un caudal de colores verdes y púrpuras que emanaban de la cañería y caían hasta la pileta para lavase las manos, como una catarata. Las visuales auditivas incrementaron su volumen significativamente, y las alucinaciones con esas manchas terminaron de invadir mis sensaciones. El estado eufórico todavía no había desaparecido, y empecé a pensar lo bien que me estaba haciendo ese momento y a tomar consciencia nuevamente de todo lo que me estaba haciendo sentir tan feliz. Esta vez el sentimiento fue tan fuerte que lloré, sentado en el inodoro, ¡lloré de la alegría que tenía! Como aparentemente me había demorado, N fue al baño para ver si estaba bien. Se cagó de risa viéndome llorando de felicidad, desnudo en el baño, jajajaj.
    Fuimos a la computadora. N puso un tema techno muy mambero, que en ese momento percibí como tribal, como si fueran negros cantando golpeando percusiones. Nos pusimos a bailar un rato.



    Fue en este momento donde empezó a ponerse todo más oscuro. No sé cuanto tiempo había pasado pero, N me había comentado, cuando terminó de hablar con sus papás, que tal vez su padre viniera a buscar no sé qué. Le pedí a él que bajara el volumen y paremos de bailar ¡porque el padre podía venir! Le pregunté qué pensaría si su papá viene y nos ve bailando drogadísimos a los dos. Despreocupado, me dijo que era cuestión de sobrellevar la situación, hacer como si nada y listo. Pero no, mi preocupación era bastante grande, e iba creciendo. Le pedí que vayamos a la pieza y que sacara la música así me sentía más seguro. Me acosté y empecé a pensar cada vez más y más sobre la posibilidad y las consecuencias de que sus padres nos vieran así, y qué pasaría si ellos le dijeran a los míos.
    Hago una nota aparte: hace poco había tenido un enfrentamiento bastante fuerte con mis papás. Ellos se habían enterado de que fumaba marihuana por segunda vez (supuestamente había dejado). Esta vez les había dicho que iba a dejar de verdad, aunque sabiendo que era mentira. Estuve bastante perturbado por unas semanas con la mala onda de su parte y bronca de la mía. No cuento con más detalles por que es bastante personal.
    Un amigo, el negro, llegó de la nada, sin avisar. Agradecí mucho que viniera, por que sentía que estaba empezando a ponerme muy negativo y no quería que esto afectase a N, que estaba sensible también. Entre los dos intentaron tranquilizarme, escucharon mis preocupaciones y me hicieron notar que nada iba a pasar y que no había demasiados riesgos. Dejé de insistir y me quedé acostado, de nuevo. No me habían calmado para nada. Seguí pensando en las consecuencias nefastas que tendría en mi relación con mis padres la noticia de que había consumido hongos. Me imaginé a mí mismo en situaciones horribles, yendo al hospital por que ellos querían que se me fueran los efectos, llorando pidiendo que todo pasara. En síntesis, la paranoia me alteró completamente. Sentía que algo iba a salir mal. Como los demás notaron que seguía mal, hablaron de nuevo conmigo. El negro quiso salir a fumar un porro y, desesperado, le pedía que no salga de la habitación por que era el único cable a tierra que tenía en ese momento, la única voz consciente. Lamentablemente y contra mi voluntad, lo contagié de negatividad a N. Pero eso no importaba, porque mis pensamientos negativos me distraían tanto que ni lo que generaban en mi mejor amigo era importante.
    Después de un rato, cuando bajaron los efectos, terminé de entender que realmente no iba a pasar nada, que me había vuelto paranoico por un rato y que ahora ya estaba mejor. Nos quedamos hablando un tiempo hasta que se nos fueron los efectos del todo, fumamos un porro y fuimos a dormir.
    Fue la primera y última vez que consumí psilocibina. Fue un viaje que me marcó mucho. Después de eso, hice un candyflip con nbome y md que, una vez pasado los efectos del md, no me gustó mucho. Le tuve bastante rechazo a la idea de consumir por mucho tiempo, decidí no consumir más enteógenos hasta que lo considerara necesario. Desde ese momento le tengo todavía más respeto del que le tenía a estas sustancias, sobre todo a la psilocibina.
    ¡Gracias por leerme!
    Última edición por starostaelidiota; 06/10/2014 a las 01:52

  2. #2
    Hola compañero psiconauta!!! Me encantó tu relato. La luminosidad de la cual está impregnada la primera parte es impresionante. Charlas filosóficas, sentimientos a flor de piel, sensaciones corporales y un sentimiento de plenitud infinito, parecen venir de la mano de los hongos psilocibes.
    Me gustó la parte donde interactuaste con el perro, recuerdo una vez de LSD que uno me dijo "solamente necesito unos mimos y algo de comida, nada más". Y cuando los observas y sentís con ellos realmente es solamente eso.

    La segunda parte del relato, la parte "oscura" fue por la posibilidad de llegada del padre y posiblemente también como secuela de la charla que, en parte, contás que habías tenido con tus padres por tu consumo de marihuana. La sola idea de que ellos llegaran a enterarse te aterró, y este terror se potenció enormemente por tu estado de conciencia. Te recomendaría, si me lo permitís, tratar de controlar mejor las posibilidades de visitas ajenas e inoportunas (como el padre de N) durante la experiencia. Algo muy mínimo, como una posibilidad, que en este caso siquiera se volvió práctica, puede perturbar todo. Otra cosa interesante sería poder encarar a tus padres, al menos en lo que al consumo de marihuana respecta, para no cargar con esa mochila, que en definitiva fue lo que se desencadenó esto, y no tanto el padre de N.

    Te dejo un abrazo enorme!!
    Que viva la Psilocibina!!!
    Ayer y hoy llovió mucho por la zona, en estos días vamos a ir a buscar, esperemos que los duendes estén a nuestro favor.

    Saludos!!!

  3. #3
    Usuario Nuevo Avatar de starostaelidiota
    Ubicación
    Santa Fe, Argentina
    Mensajes
    44
    Hola atemporal! Muchas gracias por tus consejos!! Mas allá del contraste increíble con la primera, lo que me pasó en la segunda parte fue, creo yo, producto de lo que me había pasado con mis padres. Voy a tomar lo que aconsejaste y procurar que no haya posibilidades de visitas inoportunas.
    Resolver lo de mis padres me tomó tiempo pero, para mi tranquilidad, ya me saqué esa carga de encima y saben que consumo marihuana. Todo cambió mucho en estos 9 meses.
    Va a haber que ir a buscar! Así seco y guardo algunos para después.
    Saludos y gracias por la buena onda!

  4. #4
    Señor Miembro Avatar de jorjos Conocido
    Ubicación
    Buenos Aires
    Mensajes
    180
    Muy bueno el report!. y que copado vivir en un lugar donde crezcan cucus cerca jaja.

  5. #5
    Un Viejo Conocido Avatar de Legaliso Conocido
    Mensajes
    278
    Comparto con el amiguero de arriba, que lindo vivir por esos lados...

    Muy interesante el report, se ajusto a muchas de las experiencias q me han contado. Que picardia acá en la metropoli no pinta eso ni ahí..


    Y consulta desde mi mas profunda ignorancia como calculan las dosis según el modo de ingesta?

  6. #6
    Usuario Nuevo Avatar de starostaelidiota
    Ubicación
    Santa Fe, Argentina
    Mensajes
    44
    Cultiven! Según tengo entendido, envían esporas a un precio accesible por correo.
    Mirá, como todavía no quise comer de nuevo no investigué, pero creo que mi error fue la dosis, y que confié en el "manejo" del viaje que tengo con los cartones, pensando que con los cucus sería igual. El viaje que tuvo mi amigo fue el más fuerte de cucus (consumió varias veces), y yo comí lo mismo que el, así que calculo que fue una dosis alta.
    ¿Alguno puede despejarle la duda a Legaliso? De paso, lo tengo en cuenta para la próxima vez...

  7. #7
    Miembro Oficial Conocido
    Ubicación
    Buenos Aires, Lanús Este
    Mensajes
    148
    El tema de calcular la dosis es que no es muy exacto que digamos, porque la concentración de psilocibina puede variar en cada hongo.

    Esto lo saqué de Erowid:

    Psilocybin / Psilocin Dosages #

    Paul Stamets, in Psilocybin Mushrooms of the World , reports that a "manageable dose" of psilocybin/psilocin would be around 0.25 milligrams per kilogram of body weight (mg/kg) and a high dose to be 0.5 mg/kg. A low dose is probably around 0.125 mg/kg. This translates to low dose to high dose range of 10 mg-40 mg for an 80 kg adult.

    Confusingly, Hofmann wrote that 4-8 mg of psilocybin is a medium dose, but this is not consistent with more contemporary research or Stamets writings. The current estimates are that medium oral doses are between 10 and 20 mg for most people. Less than 10 mg is probably light and above 20 will be strong for most.

    Using the figures from the technical literature for the percent active principal of dry weight, it is possible to roughly approximate psilocybin/psilocin milligram doses from the species and mass of the material. For example, the common species p.semilanceata contains very roughly 1% or 10 mg/g of the active principals psilocybin and psilocin combined, hence a medium dosis of this mushroom is roughly 1-2g dried material for most people, corresponding neatly to the 10-20 mg stated above.

    As a rule of thumb, 10 grams of wet mushrooms is the equivalent of 1 gram dry, in other words fresh mushrooms are 90% water. The actual water percentage varies by species and also by how wet the mushrooms are. Fresh mushrooms can go from mostly dry to very soggy and the wet to dry ratio will vary accordingly. When using any new batch of mushrooms, experienced psilocybiphiles strong recommend starting out low since potencies in a single strain can vary so much. Also keep in mind that psilocybin and psilocin are both equally potent and baeocystin may also have strong effects.
    Disculpen que no lo traduje a castellano, pero estoy cansado como para traducirlo a mano, y el traductor de google en éstos temas no es muy fidedigno. Saludos
    “Video games don't affect kids. If Pac Man had affected us as kids, we'd all be running around in darkened rooms, munching magic pills and listening to repetitive electronic music”, Nintendo CEO

  8. #8
    No he consumido muchas veces cucumelos por ahora. Pero según entiendo, para no hablar en miligramos de psilocibina ya que nadie hace las extracciones sino que mas bien consumimos directamente los hongos como los encontramos, estaríamos hablando de algo así como lo siguiente:

    1 - 2 gr dosis chica.
    3 - 4 gr dosis media.
    5 o mas dosis alta.

    Entendiendo esos gramos por hongos secos.
    Cuando están frescos me parece que la cuenta se multiplica por 10. Ya que los hongos son en su mayor porcentaje agua y cuando secan pierden mucho de su peso.

    Los que están por capital se pueden pegar un viaje, por Rosario hay, en Entre Ríos también y la zona norte de la provincia de Buenos Aires, por la zona de Baradero, San Pedro.
    Hay que patear los campos y buscar, actividad que vamos a llevar a cabo mañana con varios amigos!!!

    Un abrazo colegas.

  9. #9
    Muy buen report. Lamento la segunda parte de tu viaje, pero por algo se hace tanto énfasis en el set and setting. Esa preocupación por la discusión con tus viejos te disparó la paranoia.

  10. #10
    Usuario Nuevo Avatar de starostaelidiota
    Ubicación
    Santa Fe, Argentina
    Mensajes
    44
    Había leído algo de la dificultad de dosificar por la variación de psilocibina en cada hongo, sólo no lo puse porque no me pareció una respuesta muy esclarecedora que digamos. La aproximación de atemporal está buena para tener en cuenta!
    Dolap, con respecto a lo del set and setting, estaba muy feliz, tranquilo, y completamente seguro de que sería una hermosa experiencia. Al parecer creí mal, no pensé que me pondría así de paranoico.
    Gracias a todos por sus respuestas!

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •