Tema: El rincón de la poesía/prosa poética

Resultados 1 al 4 de 4
  1. #1
    Un Viejo Conocido Avatar de Invisible
    Ubicación
    Burbuja condensada
    Mensajes
    256

    El rincón de la poesía/prosa poética

    La idea sería subir poesía/prosa , e incluso algún cuento corto, para compartir.





    Framento "Del vino y del hachis" de Charles Baudelaire

    [...] A veces me parece que oigo al vino decir (habla con su alma, con esa voz de las almas que sólo es escuchada por los espíritus): “Hombre, mi bien amado, a pesar de mi prisión de vidrio y de mis cerrojos de corcho, quiero hacer crecer hacia tí un canto lleno de fraternidad, un canto lleno de júbilo, luz y esperanza. No he de ser ingrato; sé que te debo la vida. Conozco el precio de tu trabajo y del sol sobre tus espaldas. Me has dado la vida, te recompensaré. Te pagaré mi deuda suficientemente, pues siento una dicha extraordinaria cuando caigo en el fondo de una garganta sedienta por el trabajo. El pecho de un hombre decente es una estancia de mayor agrado que esas cavas melancólicas e insensibles. Es una tumba alegre donde, entusiasmado, cumplo con mi destino. Causo un trastorno en el estómago del trabajador, y de ahí, por unas invisibles escaleras, asciendo a su cerebro, donde ejecuto mi danza suprema.

    “¿Oyes agitar y resonar en mí los poderosos refranes de tiempos antiguos, los cantos del amor y de la gloria? Soy el alma de la patria, mitad caballero, mitad militar. Soy la esperanza de los domingos. El trabajo hace los días prósperos; el vino hace alegres los domingos. En familia, los codos sobre la mesa y la camisa remangada, me glorificarás orgullosamente y estarás realmente complacido.

    “Encenderé los ojos de tu acabada esposa, la vieja compañera de tus pesares cotidianos y de tus más antiguas esperanzas. Enterneceré su mirada y depositaré en el fondo de sus pupilas el destello de la juventud. Y tu paliducho queridito, ese pobre borrico atado a la misma fatiga que el caballo de tiro, le devolveré los hermosos colores de su cuna y seré para ese nuevo atleta de la vida el aceite que fortalecía los músculos de los antiguos luchadores.

    “Me derramaré en el fondo de tu garganta como una ambrosía vegetal. Seré la semilla que fertiliza las arrugas cavadas dolorosamente. Nuestra íntima unión inventará la poesía. Ambos seremos un dios, y revolotearemos hacia el infinito, como los pájaros, las mariposas, los hijos de la Virgen, los perfumes y todos los seres alados.”

    "Esto es lo que canta el vino con su misterioso lenguaje. ¡Desgracia a aquél cuyo corazón egoísta y cerrado a los dolores de sus hermanos no haya oído este canto!"

  2. #2
    Un Viejo Conocido Avatar de Yyy
    Ubicación
    Hiperespacio
    Mensajes
    1,270
    "Esto es lo que canta el vino con su misterioso lenguaje. ¡Desgracia a aquél cuyo corazón egoísta y cerrado a los dolores de sus hermanos no haya oído este canto!"

    Por dios, me encanto leer esto (todo). Deberia leer a Baudelaire antes de morir pero soy un colgado con las lecturas. Me toco una fibra sensible con esto del alcohol!

    Me gusta mucho prosa, asi que estoy atento a este thread

  3. #3
    Yo no conozco mucho de poesía, pero si hay un texto que giró en mi cabeza desde la primera vez que lo leí es una "temporada en el infierno" de Rimbaud..

    "Antes, si mal no recuerdo, mi vida era un festín donde se abrían todos los corazones, donde todos los vinos corrían. Una noche, me senté a la Belleza en las rodillas. - Y la hallé amarga. - Y la insulté.
    Me armé contra la justicia.
    Me escapé. ¡Oh bujas, oh miseria, oh odio! ¡A vosotros se confió mi tesoro!
    Logré que se desvaneciera en mi espíritu toda la esperanza humana. Contra toda alegría, para estrangularla, di el salto sin ruido del animal feroz.
    Llamé a los verdugos para, mientras perecía, morder las culatas de sus fusiles. Llamé a las plagas para ahogarme en la arena, la sangre. La desgracia fue mi dios. Me tendí en el lodo. Me sequé al aire del crimen. Y le hice muy malas pasadas a la locura.
    Y la primavera me trajo la horrorosa risa del idiota. Habiendo estado hace muy poco a punto de soltar el último ¡cuac!, se me ocurrió buscar la clave del festín antiguo, donde había tal vez de recobrar el apetito.
    La caridad es la clave. - ¡Esta inspiración demuestra que soñé!
    "Seguirás siendo hiena, etc.", exclama el demonio que me coronó de tan amables adormideras. "Gana la muerte con todos tus apetitos, y tu egoísmo y todos los pecados capitales." ¡Ah! Ya aguanté demasiado - Pero, querido Satán, te lo suplico, ¡menos irritación en la pupila! Y mientras llegan las pequeñas cobardías rezagadas, tú que aprecias en el escritor la carencia de facultades descriptivas o instructivas, te arranco unos cuantos asquerosos pliegos de mi cuaderno de condenado.

  4. #4
    Un Viejo Conocido Avatar de Invisible
    Ubicación
    Burbuja condensada
    Mensajes
    256
    Me pone la piel de gallina Rimbaud, que genio, subo otro trozo del libro.

    ADIÓS

    ¡Llegó el otoño! -Pero, ¿por qué añorar un sol eterno si estamos comprometidos en el descubriento de la claridad divina-, lejos de las gentes que mueren durante las estaciones?

    Otoño. Nuestra barca surgida de entre las brumas inmóviles se encamina hacia el puerto de la misera, la ciudad enorme con el cielo manchado de fuego y de fango. ¡Ah, los harapos podridos, el pan empapado de lluvia, la embriaguez, los mil amores que me han crucificado! ¡No terminará nunca, entonces, nunca, esta vampira reina de millones de almas y de cuerpos muertos y que serán juzgados! Me veo de nuevo con la piel roída por el barro y la peste, llenos de gusanos los cabellos y las axilas y con gusanos más grandes todavía en el corazón, abandonado entre desconocidos sin edad, sin sentimiento... Podría haber muerto allí... ¡Horrible evocación! Maldigo la miseria.

    Y desconfío del invierno porque es la estación de la comodidad.

    A veces veo en el cielo playas infinitas, cubiertas de blancas naciones jubilosas. Un gran bajel de oro encima de mí, agita sus gallardetes multicolores en las brisas mañaneras. He creado todas las fiestas, todos los triunfos, todos los dramas. He intentado inventar nuevas flores, nuevos astros, nuevas carnes, nuevas lenguas. He creído adquirir poderes sobrenaturales. Pues bien ¡tengo que enterrar mi imaginación y mis recuerdos! ¡Una hermosa gloria de artista y de narrador apasionado!

    ¡Yo! Yo que me he llamado mago o ángel, dispensado de toda moral, he sido devuelto a la tierra, con un deber que buscar y una realidad rugosa por abrazar.¡Campesino!

    ¿Estoy equivocado? La caridad para mí ¿sería hermana de la muerte? En fin, pediré perdón por haberme alimentado de mentiras. Vámonos.

    ¡Pero ni una mano amiga! ¿Y de dónde extraer el socorro?

    Sí, la hora nueva es al menos muy severa.

    Puesto que puedo decir que alcancé la victoria: el rechinar de dientes, los silbidos del fuego, los suspiros apestosos que se moderen. Todos los recuerdos inmundos se disipan. Mis últimas lamentaciones se retiran -para envidia de los mendigos, los salteadores, los amigos de la muerte, los retrasados de toda especie-. Condenados, ¡Si yo me vengara!


    Nada de cánticos: mantener el paso ganado. ¡Dura noche! La sangre reseca vahea sobre mi rostro, y no tengo nada tras de mí, ¡salvo este horrible arbolillo!... El combate espiritual es tan brutal como la batalla entre los hombres; pero la visión de la justicia es sólo placer de Dios.


    ¡Qué hablaba yo de mano amiga! Ya es una ventaja que pueda reírme de los viejos amores mentirosos y llenar de vergüenza e esas parejas embusteras -he visto el infierno de las mujeres allá abajo-; y me será permitido poseer la verdad en un alma y en un cuerpo.

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •