Tema: Primer trip 180 ug, la locura encarnizada

Resultados 1 al 5 de 5
  1. #1
    Usuario Nuevo Avatar de charly4899 Conocido
    Mensajes
    41

    Primer trip 180 ug, la locura encarnizada

    Es un poco largo, pero fue un momento muy especial y lo queria compartir con la comunidad.

    \\
    Hola, el otro día tuve un primer acercamiento a la experiencia psicodélica. Resulta que hace un tiempo yo venía muy interesado en el asunto, escuchando cosas de Terrence Mackenna, leyendo sobre las implicancias de consumir LSD y qué se yo. Hasta ahora lo único ilegal que había consumido era porro, del bueno, pero porro al fin. Nunca me podría haber imaginado que la experiencia (aunque admito que no fue exuberante la dosis, se debe a eso nada más) podría alcanzar el nivel de extrañamiento con la realidad que consiguió.
    Lo digo porque este trip para mí fue demasiado psicológico, aprendí indirectamente mucho sobre mi persona y tuve pensamientos que me volaron la cabeza. Visualmente al principio me voló la gorra, pero me acostumbré fácilmente ya que aunque había mucho movimiento y demás, no era intimidante ni mucho menos, los movimientos alucinatorios se veían muy placenteros y ‘suaves’, digamos.
    El trip comenzó a la hora de ingerir las dos tabletas, una de 100 y otra de 80 ug, más o menos. Gustó a nada, me puse contento. Me puse a escuchar música de Grateful Dead y vi BoJack Horseman, para entrar muy tranquilo a la experiencia, y acallar las preocupaciones que previo al viaje tenía sobre tomar la droga.
    Durante la subida, me sentí emboscado por el más profundo sentimiento de éxtasis, algo que nunca en mi vida había sentido simultáneamente en todo el cuerpo. Era ola tras ola de felicidad en su estado más puro, y me obligaba a retorcerme en la cama de la euforia que tenía. Me empecé a reír constantemente. Estaba con un amigo que fue al techo a fumar unas pipas de flores, y cuando volvió y hablamos un rato de salir afuera (eran las 11 de la noche). De un momento a otro empecé a ver el trazo de mi mano en el aire, como si fuera de plasma o un líquido muy viscoso al vacío. Tremendo, me dije a mi mismo, en un rato vuelo.
    Bueno acá fue cuando empezó la parte psicológica del viaje, que fue lo que más me impactó. Mi mente, luego de la hora y media de haber ingerido el LSD, iba a las chapas. Sentía como 8 voces mías en distintas tonalidades diciendo cosas muy distintas una de la otra. Me volvía loco porque quería hablar de lo que me pasaba, que me fascinaba totalmente, pero cuando quería hablar me trababa y volvía a decir lo mismo muchas veces. Esto me hartaba pero al mismo tiempo me daba qué pensar, porque había algunas ideas que eran simplemente una sensación, no podía traducirlas al idioma humano. Acá me dije esto se pone bueno, porque para la compre, para ver de cerca la locura por unas horas y sacar algo para mí vida en la realidad.
    Seguíamos en el cuarto de mi amigo, y él se fue a preparar las cosas para salir a caminar por el verde que rodea la casa, que es zarpado pero era de noche, realmente solo pude apreciar el cielo, ya voy a hablar del cielo pero resulta que mientras él estaba fuera del cuarto las voces dentro de mi cabeza salieron y las escuchaba mi alrededor. Las voces parecían las de mis amigos y yo también hablaba con ellos. Noté que mientras tenía el efecto del LSD cuando hablaba escuchaba ese sonido cuando te tapás loos oídos con las palmas de las manos, y parecía muy intenso. Estaba re metido en la charla y de repente dejé de hablar y hubo silencio puro, me re flasheo saber que no había nadie y que todo estaba en mi cabeza. Ahora si las paredes se re movían como gelatinosas, muy lindo. Buscando música en mi celular veía como las letras y los logos todo se transmutaba y se veía como gifs animados. Me sentía enamorado de la vida (el sentimiento inicial persistía aún) y le mandé una foto de esas con frases románticas a mi novia y me quedé pensando que el amor es lo más. Pero fue muy profundo porque sentí el amor como la fuerza que mueve el mundo, fue hermoso y uno de los picos positivos del viaje.
    Salimos afuera y caminamos, las visuales de ojos cerrados se mezclaban con la cara de mi amigo por la oscuridad que había. Tenía ojos, cuerdas, tuercas, manos, todo tipo de objetos en muchos colores distintos. El título de este report se debe a lo que pasó una vez que nos sentamos en unos banquitos. Mi mente seguía en quinta y sentía que estaba perdiendo mi mente, quizás era el comienzo de un ego death leve, ni idea. Aquí aprendí que soy una persona que se sobre-preocupa por muchas cosas en la vida y a veces dejo de disfrutar por esta cualidad mía. Veía la escena mía hablando con mi amigo desde afuera, como si estuviera afuera de mi cuerpo, y veía como se compactaba hasta ser un atomo y se repetía hasta formar fractales azules y verdes, eso me voló la cabeza. Dejé de hablar, que ya nos jodía a los dos pero yo poco podía hacer porque cuando me callaba empezaban las voces; me relajé y miré el cielo estrellado: las estrellas parecían 8-bit, con colores estilo hotline Miami, y el cielo era muy cóncavo, se parecía mucho a una bóveda, y admiré las estrellas mientras escuchaba mi disco favorito, Ziggy Stardust de Bowie. Lloré con la emoción más profunda del mundo fue muy personal. Después volvimos a la casa de mi amigo y nos tiramos a ver videos, pusimos Akira la película. Después puse el video de Serú tocando Eiti-Leda en la televisión un videazo. Veía el perro de mi amigo y su pelaje parecían olas con ojos incrustados en las olas. Muy tranquilizador el perro tenía una energía muy linda.
    Eran más o menos las 4 y media y me quería dormir pero olvidate, no podía. Cuando cerraba los ojos veía un millón de ojos de gente que conozco, solo los ojos, como si hubieran recortado los ojos de las fotos y los pegaran en mi consciencia. Eso me aterrorizó y me ahuyentó de querer dormirme hasta que tomé como medida de ‘volado’ la pared, en la que se formaban fractales tenues. Cuando estos terminaron, ponele 5 y media, me dormí. Una experiencia única y me siento muy agradecido por poder haberla tenido. Gracias a Mr. Chemistry también que me ayudó con el tema de los blotter para ver si eran lsd, un genio.
    Abrazo y nos vemos en la próxima
    Última edición por charly4899; 16/11/2017 a las 14:51

  2. #2
    Señor Miembro
    Ubicación
    Aqui, alla y en todos lados
    Mensajes
    152
    Ahora lo leo y edito el comentario, pero lo primero que pense con ese titulo, 180 ug primer trip, sos un manija jajajajaja


    EDIT: muy buena onda el trip, muy copado que hayas tenido la oportunidad de salir y estar un toque con la naturaleza
    Última edición por Tripinhia; 16/11/2017 a las 14:36

  3. #3
    Usuario Nuevo Avatar de charly4899 Conocido
    Mensajes
    41
    jajajajaja la verdad que mentalmente se sintio muy zarpado no podia seguirle el ritmo, pero me fascino como se potencio mi mente, una locura. Tenia cuatro pepas dos de 100 y dos de 80, no tenia como cortarlas bien entonces dije a la mierda una y una jajaja muy flashero siento que de dia seria mucho mas linda la experiencia, por muchooo. saludos

  4. #4
    Señor Miembro
    Ubicación
    no sé
    Mensajes
    181
    Tremendo, a mí siempre me gustó empezar con dosis fuertes.
    Me sorprende lo fuerte que vivajaste con 180 ug.
    Yo con LSD experimenté lo que vendría a ser el ego death con 400 ug, y también alucinaba conversaciones y me olvidé de que estaba drogado como a los 20 minutos (antes tomé 300 y no pasó nada de eso).

  5. #5
    Usuario Nuevo Avatar de charly4899 Conocido
    Mensajes
    41
    Hay veces que te olvidas que estas drogado eso es zarpadoo. Despues de una dosis alta para empezar la subiste al toque o seguistw un poco con esa? Estoy pensando 210 quiero una dosis que me de mucho misterio... la voy a hacer con un amigo que me tripsittea. Como son las cosas a 400ug? Debe ser la desconexion total

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •