Tema: [LSD] La forma humana

Resultados 1 al 4 de 4
  1. #1
    Usuario Nuevo
    Mensajes
    33

    [LSD] La forma humana

    Set & setting: en el departamento, mi gato y mi balcón (mis videos y discos, diría una vieja banda que se llamaba nerd kids)

    Dosis: media.

    Primero lo más práctico. La tomé a las 14 hs y una hora después empezó a subir. Al momento de redactar esto son casi las 10 y quedan algunos resabios del viaje.

    Es extremadamente difícil escribir el zarpado viaje que tuve. Me senté delante de la pc a ver “Human form”, es una performance (sí, palabra RE cheta) de una danza japonesa que se llama Butoh, muy bizarra, muy corporal (limes de nipón). Para no hacerla larga, la obra es una metáfora del cuerpo, los condicionamientos, y cómo flashamos un millón de boludeces y no nos animamos a tomar la forma humana, la de un cuerpo libre, desnudo, lleno de goce, de brío y la concha de su madre.

    Cuestión: había un sol tremendamente hermoso y la claridad hacía un poco de reflejo en la pantalla de la pc; a medida que la obra avanzaba y la mina que bailaba se iba sacando más y más ropa (esto no es lo importante pajeros/as) yo me quedaba tildadísimo mirando los reflejos de mi cara y la iba viendo mutar, cambiar imperceptible o drásticamente, más viejo, más barbudo, pelado, con pelo, con otra forma. Ahí el viaje empezaba a volverse bastante hondo porque me sentía como una cebolla, le iba sacando y sacando y sacando partes al ego. En todo momento era súper consciente de donde estaba y quien era, pero en fin, ustedes saben perfectamente a qué me refiero, viejos lobos de mar. Otra cosa curiosa es que en el monitor de la pc había de esas típicas pelusitas de monitor (?), muy chiquitas y a montones; con la claridad que entraba por el balcón se veían como puntitos verdes oscuros que brillaban. Ese ya fue un parámetro de que estaba muy loco, porque hasta ese momento oscilaba entre “ah, esto es placebo” o “ah, pegó como si fuera un cuarto”.

    Desde ese momento se empezó a volver un poco difícil usar el celular, estaba escribiéndome con un amigo que me oficia de cable a tierra (un gran psiconauta también) pero el teléfono se me hacía extremadamente chiquito, es como si mi mirada fuese la de una cámara fotográfica y hacía lo contrario al zoom, empezaba a mirar el celu desde la profundidad de campo, una cosa muy rara; realmente era difícil la coordinación muscular en ese momento, pero más que nada por falta de voluntad, como de “y este aparato qué carajo es?”. Cuestión, me clavé los auris y yastá: empecé a llorar pero no de angustia o tristeza sino de UF y de agradecimiento; la pepa es una droga muy japonesa, muy cortés: escuchaba un pajárito cantar y ya era “uy, qué lindo, qué maravilla”, sentía el viento fresco y “ah, dios, qué maravilla, gracias”, veía a mi gato entrar y salir del balcón y “uf UF, QUÉ BIEN”. Miraba el sol pegando sobre la cortina y sentía una “completitud” gigantesca y también una tristeza por ser una persona finita e impermanente, por las personas especiales que uno ya no ve y que le dejan huellas, como que se me presentó muy claramente la impermanencia de las cosas, pero no era algo negativo sino un "ya fue, si las cosas no tienen duración, hay que vivir y haber vivido los instantes plénamente". Obviamente cualquier figura geométrica aparecía resaltada y brillosa (los motivos de la cortina, un ovillo de lana del gato y su transportador que es todo cuadrillé y colorinche; realmente no me imagino lo que debe ser garchar estando de medio cartón, sos como Cthulu, Ganesha y Kintaro de Mortal Combat, todo junto).

    El ego seguía adelgazando; porque era eso. Cuando tomé aya no era así, la aya te lo violaba, te lo daba vuelta, te lo pisaba y después agarraba tus restos y te decía “y? ahora qué sos, cuál es tu ser POSTA? ENTENDÉS? VOS ENTENDÉS?”. En cambio, este viaje de pepa fue como tener a un sabio al lado que te tomaba del hombro, te miraba pícaramente y te decía “no, amigo, de esta no se escapa, ya está viajando, a ver, respire hondo y large” y en cada exhalación tu ego se adelgaza más. Me di cuenta de lo automultizarpadamente crítico que soy conmigo mismo y me di mucha empatía por mi mismo, un yo distinto me decía “dejate de joder, ache, sos solamente un humano, VIVI y no rompás más los GUEVOS”. La música, un espectáculo, muchísimo color a ojo cerrado, azul, rojo, naranja, todos brillosos y eléctricos, aunque no viajé mucho con ojos cerrados, eso quedará pendiente. Sensaciones físicas exacerbadas, los almohadones más “almohadonados” que otras veces, el suelo fresquito, híper fresquito. Todo acompañado de una tremenda sensación de paz, por más que quisiera tener alguna sensación mala onda, no había caso, el LSD tiraba pura mancomunión, puro ir todos juntos para sacar adelante un poco este tremendo hoyo de mierda y flores de loto en el que estamos todos metidos aunque Macri esté en el poder.

    En algún momento empecé a mindfuckear con un dolor de panza, o hambre, o no sé qué; esas ideas se pueden volver loops extremadamente perturbadores con un psicodélico pero afortunadamente mi gato se me sentó arriba y con los ronroneos (el chabón se durmió todo y le di una franela para MIL gatos), con los ronroneos me iba desenganchando un poco. De todas maneras, lo tomé como “ok, parte del viaje, a aceptarlo”.

    No sé, gente. La verdad es que el viaje fue lo que esperaba y no esperaba. Fue menos y más de lo que pensaba. Fue. Esas experiencias que, realmente, si tuviera que describirlas con una palabra sería: UF. Y por más que tal vez nunca me vaya a ver con alguno de ustedes, yo sé que al leerlas, van a entender que UF dice todo, TODO y NADA a la vez.

    Un gran lime.

    Como post data: en un momento me agarró una tremenda necesidad de comprar tomates y cebollas; como que necesitaba ver si por ahí se me pasaba el dolor de panza (que era un toque molesto pero nada realmente insoportable). Salir a la calle, el vientito, el anochecer, las baldozas, las zapatillas sobre el suelo, todo un gran UF. Encima el verdulero me dio unos tomates muy radioactivos que parecían dos cascos gigantes, más bien. Pero bueno. Fui feliz.

    Y último: CREO haber leído en algún trip report los carteles anti-mal-flash; yo escribí en un papelito algo de ese estilo y lo miraba de vez en cuando para perpetuar el buen flash. Me sirvió mucho, un gran GRACIAS a quien/es hayan compartido esa idea.
    Me gustaría seguir escribiendo pero no da. Disculpen la extensión.

    UF!
    Última edición por Ache; 28/10/2017 a las 22:47

  2. #2
    Señor Miembro
    Ubicación
    Aqui, alla y en todos lados
    Mensajes
    152
    Muy buena onda tu trip, siempre es bueno encontrar la paz en trips en solitario. +10

  3. #3
    Miembro Oficial Avatar de Hatter
    Mensajes
    111
    lindo trip! me senti leyendo como unahoja cayendo de un arbol gigante, en un dia soleado con las manos en la panza respirando y exhalando en cada vaiven. lindo trip-.
    A little nonsense now and then
    Is relished by the wisest men.

  4. #4
    Gracias por compartir, me gusto como le redactaste me hiciste reir mas de una vez jeje
    saludos

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •