Tema: Experiencia enteógena con dilatación espaciotemporal y locura

Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1

    Experiencia enteógena con dilatación espaciotemporal y locura

    Holaaa muy buenas a todos amigos, soy Christián de Santiago de Chile, soy nuevo en el foro y es mi primera vez haciendo un trip report, asi que vamos a ver como sale y si les gusta pues no por nada me anime a hacer este report; tenia muchas ganas de compartir la experiencia con la comunidad psiconauta y escuchar la opinion de los mas experimentados y tambien la de los no tanto, asi que a decir verdad ojala les guste y tengan paciencia porque el report quedó bien largo jajajaja, asi que aqui va:

    Experiencias previas y expectativas:

    En mi vida he consumido unas 12 veces psicodélicos, las 10 primeras fueron cartones (supuestamente LSD) y las 2 ultimas fueron honguitos psilocibes; todas las ocaciones en un entorno natural y con el proposito de vivir una experiencia chamanica de conexion espiritual-emocional-mental conmigo mismo, con la existencia, las multiples realidades y con quienes me rodean, además de la intención de explorar las capacidades de reflexión y exploración mental que estas sustancias tan extraordinarias pueden ofrecer a la mente humana.
    La primera vez que comi hongos fue una dosis de 1,5 gr. secos de una variedad desconocida, fue un dia de semana bien temprano por la mañana con una ayuna de 8 horas, en un parque muy lindo y grande que hay en mi ciudad y en compañia de mi mejor amigo, quién consumio la misma dosis. El primer viaje de hongos para ambos. Los efectos fueron altamente placenteros y la reflexion filosofica intensa, visuales tipo LSD pero menos puntiagudos y mas curvos; sinestesia, percepcion espectacular de la musica y mucha risa. Sin embargo en cuanto a la potencia del viaje y la capacidad de catalizar los efectos a mi gusto, no fue mas alla que el de la experiencia de un cartón entero. Excelente experiencia y positiva en extremo; recuerdo que con mi amigo llegamos al atrevimiento de concluír que era imposible irse en un mal viaje con una sustancia tan amigable ajajajajajaja.
    Ahora vamos de lleno a mi segunda y ultima experiencia con hongos que es la que nos convoca.

    Set&Setting:

    En esta ocacion la dosis fue de 2,5 gr. de hongos secos de la variedad B+, el lugar fue un bosque en la precordillera a unas 3 horas de caminata por un sendero en subida por la montaña; de noche y con la iluminacion de una fogata y varias velas repartidas por distintos puntos del bosque, la compañia fue con mi novia quien no consume psicodelicos (ella sería mi trip-sitter ajajaja) y las expectativas eran las de pasar una experiencia parecida a la anterior pero un poco mas potente, sin embargo, fue muy distinto a aquella vez jajajajajaja.
    Nuevamente decidí hacerlo en ayunas, asi que comi un almuerzo liviano antes de comenzar la caminata para asi consumir los hongos en la noche 8 horas despues cuando ya estuviesemos instalados. Comencé a comer los hongos a las 10 de la noche sentado al lado de la fogata en compañia de mi novia; los puse en mi falda sobre una manta y los comi uno a uno diciendo en voz alta que hasta mañana la tierra y mi novia estarian a mi cuidado. La dosis era notablente mayor a la vez anterior y desde el inicio tuve el presentimiento de que mas tarde todo se iba a ir a la mierda jajajajajajajaja

    Trip Report:

    Al cabo de tan solo 15-20 minutos me decidi a comer un durazno; me levante de mi puesto y fui a la carpa por la fruta, cuando volvi el hongo ya me habia pegado. Lo note inmediatamente por la ya conocida sensacion como de ebriedad y peso en el cuerpo al moverme y caminar, al fin habia llegado la hora jajajaaa. Volvi a sentarme en mi puesto y sostuve por un largo rato el durazno en mis manos sin comerlo, solo sintiendo su textura y apretandolo mientras los hongos subian los efectos, mi novia me decia una y otra vez que me comiera el durazno porque no habia comido nada y habia hecho ejercicio, pero yo estaba disfrutando mucho tener el durazno en mis manos: a ratos era muy duro y a ratos muy blando, casi como un flan que se escurria por mis manos, finalmente comi el durazno, estaba delicioso y lo comí como un animal XD quedé todo sucio y pegajoso, las manos y la cara, pero la sensacion era espectacular ajajajajajja.

    Luego de eso vino el subidon de la risa; risa risa risa y mas risa, todo comenzo cuando mi novia dijo "pasame la tasa" y el sonido de la letra "t" inicial de "taza" me causó muchisima risa, por lo que luego cada palabra que pronunciaba mi novia me hacia reir por la diversidad de sonidos que salían de su boca; la risa era muy intensa hasta el punto de hacerme llorar y apretar el estomago. Los efectos del hongo comenzaron a subir exponencialmente con cada carcajada; cada vez que reia era como si mi risa fuese capaz de hacer vibrar toda la realidad y hacerla estirar una y otra vez hasta puntos casi burdos. Luché por aguantar la risa para que todo se tranquilizara un poco (mi novia me dijo que en ese rato estuve igual a los tipos que aparecen drogadisimos en las peliculas gringas ajajajajajajajajajajajaja).

    Una vez que logre superar la risa todo se calmó un poco por un rato. Las cosas ya no se movian mas que por la accion del viento asi que pense que era un buen momento para poner música, pues los efectos ya estaban muy bien instalados y seguirían subiendo. La elección musical fue de música andina; muchas zampoñas, quenas, charango y tambores; es una música que me otorga gran paz y tranquilidad. A medida que iba escuchando el disco comence a mirar la fogata que se veia amarilla como el oro y noté que podía ver en el fuego mísmo una finísima malla hexagonal tipo panal de abejaz pero minuscula, casi microscopica y de un color verde fluor; comence a mirar a mi alrededor y todo estaba constituído en su interior por esta pequeña y fina malla verde y hexagonal, como si se tratase de la estructura fundamental de las cosas, simultaneamente comencé a escuchar un pequeño y continuo pitido, muy parecido al que emiten los parlantes cuando estan encendidos pero sin música puesta. El pitido cada vez comenzo a hacerce mas fuerte, al igual que el volumen de la música, hasta el punto en que su volumen era casi insoportable, le dije a mi novia muchas veces que bajase el volumen de la música, pero a pesar de eso mi mente seguía escuchando el pitido y la musica a un volumen muy intenso e invasivo. Todo comenzo a volverse muy loco y sabía que iba a ser más intenso aún, asi que me senté al lado de mi novia y me aferré fuertemente a ella diciendome a mí mismo y a ella que ella me cuidaria, que pase lo que pase, ella estaba a mi lado. Era la hora de enfrentar el verdadero poder del hongo.

    Todo comenzo a dar vueltas en todas las direcciones; mi cuerpo subió, bajó, se estiro, se encogio, se separo, se volvio a juntar y mucho mas; las cosas se multiplicaron una y otra vez, habian 6 fogatas a mi alrededor, muchos "yos" sentados en distintos puntos; quise mirar las etrellas pero el cielo era un vórtice que giraba inentendíblemente y que me quitaba toda posibilidad de ver algo concreto en él; las rocas gigantes y los arboles a mi alrededor cambiaban de tamaño, color y consistencia a gran velocidad una y otra vez; el piso era una vacío negro sin fin y mis pies llegaban hasta el fondo de ese vacio sin fin; las distancias entre mi y mi entorno cambiaban una y otra vez, situando en ocaciones a la fogata y a todo lo demas a unos aparentes 100 mts de mi, dejandome a mi y a mi novia solos en el centro de un entorno oscuro y gigante; mi novia me abrazaba mientras yo observaba todo temblando y con el corazón acelerado por la expectación de todo lo que estaba ocurriendo, sentí como si hubiese perdido completamente la cordura.

    Me sentia exactamente como debe sentirse un esquizofrenico o un loco de remate; por un rato fue increiblemente aterrador, pues realmente fue el equivalente a morir ya que sin mi cordura ya nada podia ser posible en mi vida, todo estaba perdido, fue increiblemente impactante. Sin embargo en un momento cai en una triste resignacion de lo que pasaba, la cual me permitio tranquilizarme e incluso explorar y entender el mundo en el que debe vivir una persona con estas condiciones. Mi novia probablemente al ver mi expresion de impacto en un momento me tomó la cara para mirarme la pupilas y su cara estaba completamente transformada: sus ojos eran enormes como los de una chica de animacion japonesa, brillantes como una perla y con unas pestañas larguísimas y que daban vueltas en la punta tal como las de una elfa, su imagen quedo marcada en mi mente; le di un beso con los ojos cerrados y fue como conectarme a su universo y su realidad, en medio de toda la oscuridad con los ojos cerrados podia ver sus dos ojos gigantes en una imagen panorámica enorme que cambiaba de color y brillaba intensamente, mientras escuchaba su voz hablandome amorosamente (nunca me dijo nada pues nos estabamos besando) fue hermoso... Sin embargo luego del beso, al abrir los ojos, toda la vorágine seguia ahi aunque para mi tranquilidad la sensacion de locura en mí ya se había ido. Di vueltas y sufri toda esta dilatación espacial y mental por otro buen rato hasta que pude aterrizar. Todo ese tiempo estuve altamente ansioso, tembloroso, con sensaciones de frio y calor una y otra vez y sin ningun control de nada, cualquier tarea que me propusiese y que requiriese caminar o desplazarme tenia que ser con la asistencia de mi novia; mis capacidades corporales y motrices eran las de un niño de 3 o 4 años y mi novia era como mi parvularia del kinder, me sentía altamente intoxicado por el hongo. Calculo que debe haber sido mas o menos 1 hora y media que estuve en esa fase, pero que obviamente para mi subjetividad psicodelica tuvo una duración muchisimo mayor.

    Cuando terminó la dilatación espacial, finalmente acabo la ansiedad, los temblores y todo lo demas, "caí" en mí y en el control total de mi cuerpo otra vez, todo dejó de dar vueltas y poseía una belleza intrínseca e inexplicable ya que las palabras ya no tenían el poder de representar ni señalar a las cosas, solo eran un mero juego de sonidos bucales (no pude evitar recordar a Nietzche), la visual era espectacular y las estrellas en el cielo infinitas. En este momento comenzó la mejor fase del viaje: la dilatación y desaparición del tiempo y un encuentro inesperado.

    En ese momento le dije a mi novia que ya me sentía mejor y que podía pararse de mi lado. Echó leña al fuego y se sentó de piernas cruzadas a su lado y enfrente a mi para comenzar a conversar y escuchar todo lo que le decia que sentía por acción del hongo; en esos momentos sufrió una enorme metamorfósis ante mi.
    Comencé a mirarla mas atentamente y pude darme cuenta de que quien estaba allí hablandome ya no era mi novia, sino algo así como una madre chamana antiquísima; una especie de diosa de otra dimensión, tan antigua como el tiempo o el planeta. Su imagen era increiblemente imponente, de una altura de unos 2 metros y 10 centimetros (mi novia mide un poco mas de 1 metro y medio) y una piel dorada como el cobre (mi novia tiene la piel muy palida), sus vestimentas eran sensillas como las de alguien perteneciente a una antigua comunidad, su rostro poseía en el lado izquierdo pequeños tatuajes trivales que se movían suavemente al ritmo de la música y sus ojos eran grandes, amarillos y penetrantes como los de una leopardo o un puma; su pelo anaranjado, liso, largo y lustrozo; su sabiduría era infiníta y su corazón limpio y puro; estaba ante mi un ser que me infundió un respeto como nunca antes pude sentir por nada ni nadie. Así, tuve la oportunidad de charlar un buen rato con el: tenía la respuesta para todo lo que yo quisiese, pasado, presente y futuro, yo nada más tenía que preguntar y la respuesta estaba ahí para mi; en ella estaba la imagen de su madre (que no conozco ni en fotos), de mi madre y de todas las madres; de mi padre, de mis hijos (que aun no tengo), de mis amigos, de mis conocidos, de mis hermanas y de mi hermano; de mis abuelos y los abuelos de mis abuelos; de los animales y de todo aquello que conozco y desconozco, nunca creí que pudiese vivir una experiencia de este tipo y obviamente las palabras siempre reducen la infinidad de cosas que ocurrían ante mi.

    Durante toda la charla que tuve con este ser, el tiempo se encontraba completamente detenido, no podia ser concebida ninguna idea como el pasado o el futuro, o el dia y la noche, o las 12:00 am o cualquier otra hora; todo se encontraba en un presente omnipresente y de un caracter ontológico que escapaba del lenguaje; sin un pasar ni un ir, solo estando alli, como ha estado desde siempre; pues tampoco podía concebirse un unicio ni un final de este. El infiníto más grande que todos los demás infinítos.
    Mis capacidades de percepcion de mi mismo y de todo lo que me rodea eran sobrehumanas, casi como si esa diosa chamana me hubiese dotado de todos sus poderes por un interminable instante de una duracion de miles de años, podía literalmente viajar a través de mis conexiones neuronales; las posibilidades y conexiones entre un pensamiento y otro eran infinitas, los bucles temporales eran intensos: experiencias de deja vu y repeticion de vivencias una y otra vez, velocidades temporales rapidísimas y lentísimas hasta que todo volvía a sellarse en un interminable instante de miles de años; la sensación fue como haber vivído cientos de vidas durante esa noche. La mejor experiencia que pude haber tenido, la más gratificante de mi vida. Sobrepasó 10000 veces todas mis expectativas.

    En adelante todo fue una hermosa bajada de los efectos, la velada terminó con nosotros acostados en la carpa mientras yo, bajo los efectos ya residuales del hongo, escuchaba musica como de luces navideñas afuera en el bosque hasta que me dormi.
    Los efectos duraron tan solo 4 horas, no lo podía creer XD.
    Y bueno esa fue mi experiencia amigos, espero les haya gustado y no haya dado lata con lo largo del report.
    Gracias por leerme y espero podamos seguir compartiendo experiencias.
    Bendiciones para todos

  2. #2
    Un Viejo Conocido Avatar de v.js
    Ubicación
    In Your Mind
    Mensajes
    514
    Interesante report amigo.


    "Todo comenzo a dar vueltas en todas las direcciones; mi cuerpo subió, bajó, se estiro, se encogio, se separo, se volvio a juntar y mucho mas; las cosas se multiplicaron una y otra vez, habian 6 fogatas a mi alrededor, muchos "yos" sentados en distintos puntos;"
    Lo que más me gustó.

    Si te lo ponés a pensar, es muy extraño.
    El Exceso y/o Abuso de Drogas y Alcohol es Perjudicial Para tu Salúd... ¡Cuidate, Nadie Lo Hará Por Vos!

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •