Queridos *****@s:
Rescate un Trip Report de la primera (y casi única) vez que senti una sensación de tripeo con marihuana.
Fue en mis comienzos de consumidor asi que puede que debido a ello, todo se intensifico.
Espero sus comentarios. Saludos !!

CITO:

Hola. Quiero compartir esto con ustedes. Personalmente no soy un consumidor habitual, si se quiere ni siquiera ocasional y lo conseguido esta vez – si bien es de una persona totalmente confiable – no nos aseguraba su procedencia, por lo tanto se desconoce su porcentaje de sustancias psicoactivas. Pueden ser estas razones los factores determinantes de esta visionaria y compleja experiencia.

Los horarios son solo una referencia.

-23:00
Comenzamos desarmando los cogollos los cuales están con bastantes semillas, esto ya nos dice un poco sobre la calidad. Armado el cigarrillo comenzamos a fumar de manera despreocupada y tranquila. Un par de fumadas y las cosas van normales, la marihuana entra a una velocidad normal mientras jugamos con una botella plástica a modo de pipa de agua la cual funciona a la perfección. Se sientes los típicos efectos de la hierba la que entra en el sistema provocando y entregando una visión analítica de las cosas. Te sientes más analítico y con el tiempo y las ganas de percatarte de cosas, sonidos, movimientos y cosas generales que ahora pasan a ser específicas y descriptivas.

-23:30
Quizás no era necesario armar otro cigarrillo pero en vista de la buena subida y lo temprano de la noche decidimos armar otro y esta vez fue casi del doble de cantidad que el primero. Viene una segunda secuencia de fumadas y entra el silencio, la meditación y luego algunas conversaciones con los amigos. Conversamos de nada mientras recibo un mensaje muy agradable en el celular, el tiempo se vuelve lento y anestésico. Miro el mensaje y sonrío, me concentro y le doy muchas fumadas al cigarrillo. Quizás demasiadas.

¿Porque lo hago? Pensando que la sensación 'normal' se intensificaría quizás, ¿inexperiencia?
Visualizo como un amigo al lado fuma como si fuera un cliché del consumo de la marihuana. Lo toma como un pito, lo fuma como droga, pienso que le importa un cuesco mi motivación por el cannabis. Me desagrada un poco, me hace sentir incomodo. Comienzo a pensar que no fue el mejor lugar para fumar esa cantidad, quizás me esta entrando el efecto del exceso. No estamos borrachos, es temprano y no hemos bebido ni una 2a cerveza.

-00:00
Estamos en un 5° piso y me entra una especie de ‘cuidado especial’ con la altura. ¿Pánico? ¿Miedo a caer drogado desde las alturas? Hacemos un par de bromas con eso. Retrocedo un poco y la sensación desaparece de inmediato. Pasan unos minutos y salgo del balcón, entro a la casa y me siento en el sillón. Descanso, me quedo muy callado, es un momento de introspección. Miro televisión por un momento y comienzan mis visualizaciones

En primera instancia visualizo a un amigo parado en el living escuchando música, ‘Closer’ de ‘Nine Inch Nails’. Esto es real, no es una alucinación, de hecho el esta allí. Mueve los brazos y lo miro de reojo mientras sigo mirando la televisión. Miro el reloj de mi teléfono. Son las 00:20 o algo así.

-00:20
Comienzo a ver a mi amigo en una especie de secuencias de colores, colores pastel, es una especie de dibujo de la realidad con colores vivos. Es como si la realidad se alternara con un dibujo de la realidad, hecho con acuarelas o temperas coloridas, colores primarios que se turnan con colores más ocres. Es una especie de paisaje en un ángulo con respecto a mi posición en el sillón, que es diagonal. Pasa a una velocidad no vertiginosa, entre un parpadeo y otro, creo. Es interesante, intenso y bello, dibujado por una especie de niño. Comienzo a escuchar comentarios de como le afecto a algunos el cannabis. No me importa mucho, estoy en un momento especial. Otro amigo entra y sale de la terraza y me golpea suavemente en las piernas reprochándome lo aburrido que estaba, le sonrío y me comunico con él, intercambiamos palabras. Contrario a lo que pensaba puedo expresarme fácilmente, salir de las visiones. Siento que fue bueno salir del balcón, tengo un breve momento de eternidad, medito un poco sobre la muerte, entiendo a los suicidas ya que logran salir de este loop eterno en el que estoy comenzando a entrar. Pasa ese momento, lo olvido.

Sigo viendo televisión y visualizo todos mis movimientos de manos y cabeza con unos milisegundos de antelación, se lo que voy a hacer (obviamente porque estoy pensando en ello) es como adelantarme a los hechos. Muevo la mano para arreglarme el pelo y se mueve de manera estroboscópica. Muevo la lengua para sacarme lo que comí de la boca (maní o aceitunas) y todo se mueve ridículamente. Es como si sintiera cada centímetro de mi cuerpo, mi cabeza y mi piel, puedo sentir lo que tengo en la boca, mi lengua o algún granito en mi piel, me rasco un poco. Es como si un filtro hubiera sido removido*.

Cito lo que encontré por allí:
(…el ser humano […] debe aprender desde la edad más temprana la forma de cerrar (o filtrar) los enormes caudales de información que recibe el cerebro [...] Imagina que eres consciente de todas las señales que recibe tu cuerpo en un momento dado […] que eres siempre consciente de la sensación de tu lengua dentro de tu boca, de ese picor en la punta de tu nariz o del sonido del aire acondicionado que sisea al fondo.)

Levanto mi mano y la pongo sobre el sillón, todo movimiento es estroboscópico, sin las luces obviamente. Movimientos cortados, es interesante pero me atrapa un poco. Pasa un momento y me concentro en ver lo que pusieron en la televisión, se visualiza 'Videodrome' de 'David Cronenberg', mala película para el comienzo de un viaje extraño y primerizo.

Comienzo a visualizar extrañas formas en las cosas materiales e inanimadas, las mesas pero sobre todo la televisión: veo que todo pasa a verse como en un 3D pasado o dibujado en 2D, es una especie de dibujo en 2D de la realidad tridimensional como bocetos de la realidad, alternan un par de veces (muy pocas) de B/N al color. Se ven en diagonal, tal como estoy posicionado con respecto a la TV. Hasta ese momento todo son versiones o visualizaciones de lo que estoy mirando, ninguna remembranza o recuerdo se me viene a la mente.

-00:40
Sigo viendo esta especie de realidad 2D, como cuando se dibuja un cubo en un papel. Miro la TV y escucho la música, estan muy fuerte, todo se hace molesto, pero sigo allí, sentado. Con 1 cerveza en el cuerpo (o dos) comienzo a marearme, es la sensación de estar borracho. Me preocupa porque no estoy borracho. Comienzo a entender que se me paso la mano con las fumadas, no debí haber hecho el segundo cigarrillo. Todo se vuelve un poco demasiado y comienzo a marearme.

Veo esta especie de realidad 2D/3D pasándose a mi realidad pero sobre todo a mis recuerdos, veo mis recuerdos en perspectiva, nada muy claro, mas bien mis pensamientos. Tengo flashes de mi familia y lugares que conozco en esta especie de boceto 2D. Miro la hora y veo que no avanza casi nada, me tranquilizo, se que esto no durara para siempre pero me inquieta, trato de disfrutarlo, trato. Pasa un rato y me paro rápidamente, dejo un vaso en una mesa de centro y voy al baño, me encierro

Siento una leve presión en el estomago, querré sentarme? Ante las dudas me siento y cago, efectivamente. Las señales sensoriales no fueron del todo claras, pero el instinto no traiciona. Tendré cuidado, pienso. El tiempo da saltos (?), no se si la secuencia de eventos siguientes es continua o existen lagunas de tiempo:

Anteriormente fui al baño a refrescarme, tenía los ojos rojos. Ahora que estoy de nuevo allí me miro y tengo los ojos, los parpados y toda la sección central de la cara roja, inyectada. Creo saber lo que pasa, estoy sumamente pasado y bajo los efectos del cannabis, creo que va a ser una situación incomodo pero...

En un momento (no se si inmediatamente después de verme) miro mi cara y no me reconozco, me miro otra vez y veo mis ojos rojos, mi cara recién afeitada, mi pelo y no se quien es, no me angustia pero me sorprende, es como ver una especie de realidad alterna o una película. No es como mirar a un extraño sino a alguien familiar. Es como mirar a alguien en la calle y recordar vagamente que lo has visto en otro lado. Me miro y sonrío, de nervios. Es extraño mirarse al espejo y no reconocerse. Digo: 'Que es esta wea...', lo repito un par de veces. Me pongo nervioso y me reconozco pero siento que soy una representación de mi mismo, una especie de envase de mi personalidad, de mi consciencia. El reconocimiento de mi mismo falla. Siento que yo soy algo incorpóreo y que mi envase es lo que miro en el espejo, mi representación, la representación de mi esencia o el envase que ocupa mi existencia. Me vuelvo a mirar y se que el que estoy mirando soy yo, pero a la vez otra persona.

A estas alturas mi percepción de las cosas esta alterada, siento que mis procesos mentales están totalmente separados de mi cuerpo. El tiempo carece de significado pero a la vez siento la eternidad de las cosas. Si bien no pierdo el control sobre mi cuerpo es raro sentirse como una nebulosa. Entro en instantes de falta de realidad (desrealización) en donde todo se vuelve extraño e irreal. Como un deja vu de la vida. Me siento despersonalizado pero sin abandonar mi cuerpo. Una despersonalización visual, no corporal. Me angustio y siento nauseas, creo que vomito, no lo recuerdo muy bien.

Comienzo a entender las cosas, por extraño que parezca.

Finalmente entiendo que la realidad es una especie de broma, de círculo sin fin. Comienzo a ver el pasado y el futuro en una especie de línea del tiempo, la veo desde arriba. Es una especie de proyección en el espejo del baño, veo las situaciones pero no veo el futuro realmente, mas bien veo la línea del tiempo que es el futuro y como se repite una infinidad de veces. La sensación de que nada tiene sentido porque será eterno me llama la atención, me preocupa. Comprendo que la realidad no es más que una farsa, que somos más que un cuerpo viviendo una vida.

Reconozco que estoy en un baño y me impresiona lo similar de este baño a los muchos baños del mundo, lo veo casi del mismo tamaño, el color cambia pero básicamente son todos iguales, me causa una repulsión la manera en la que hemos llevado nuestra vida, o han llevado la vida los demás. Esta especie de copia de una copia de una copia, casas iguales, departamentos iguales, vidas totalmente enajenadas, trabajos de 8 a 18, alejamientos entre los nuestros, me cuestiono. Tengo epifanías sobre como tiene que ser la vida, sobre nuestra misión en nuestras propias vidas. No son epifanías religiosas ni mensajes del mas allá, no veo a alguien que las dicte, solo llegan a mi mente suavemente, como una hoja cayendo desde el cielo. Son más bien verdades reveladas acerca de nuestro día a día, sobre lo atrapados y enajenados que estamos. Visualizo de pronto a mi familia, primeramente a mi mujer con la que siento un gran sentimiento de culpa. Discutimos en días anteriores por diferencias y visiones de nuestra relación, nada grave, todo estaba bien ahora, pero ahí quedó en evidencia lo ridículo y absurdo de estar peleados, de ocultar verdades, de mentir. Visualizaba las veces que he incurrido en faltas, las visualizaba claramente, encapsuladas en una especie de momento de mi vida sobre una línea temporal envuelta en una especie de caja, eran varias. Las podía apuntar y me reprochaba, me preguntaba porque lo había hecho. Me daba un poco de pena.

De pronto visualizo (o mas bien recuerdo) a mis hijos y en ese momento queda todo más claro: He sido un imbécil últimamente, discutir no vale la pena, solo hay que dedicarse a amar y ser feliz. Lo entiendo completamente, lo acepto. Comprendo la dinámica del día a día y me repugna en cierto sentido. Creo que la experiencia viene ciertamente de mi visión personal de las cosas, mis ganas de trabajar en algo que realmente me llene y que sienta que estoy aportando tanto a mi vida como a los demás. Esta especie de extraño bardo se disipa en alrededor de 2 horas en las cuales las finales las paso mojando mi cara, mi cuello y prácticamente en el baño. Luego cansado me tiro en una cama y duermo por alrededor de 1 hora.

-02:50
Despierto escuchando voces, las de mis amigos por cierto. Son cerca de las 03:00 am y se escucha música, TV y ambiente de una junta entre amistades. Me levanto con mucha sed y veo a mis amigos, interactúo un momento, todo un poco de bebida, no quiero alcohol. Es extraña la sensación de tener el cuerpo destrozado como si fueran las 07:00 am y hubiera bebido toda la noche, han pasado unas 3 horas solamente.

Mas en forma me acuesto a descansar levantándome de vez en cuando a conversar. Mis amigos quieren salir a la calle y les digo que no me siento preparado para afrontar la realidad aun. Lo digo en broma pero es cierto, necesito analizar lo que acaba de pasar, por mientras prefiero descansar. Soy una especie de fiasco y me causa risa porque yo no me suelo emborrachar, de hecho hace varios años que no bebo hasta el punto de vomitar, ni siquiera de emborracharme. Se que esto es un evento excepcional. Se que no fue una borrachera. Pasan unas 2 horas y ya son las 05:00 am aproximadamente. Duermo

-08:00
Despierto a las 08:00 am aprox. y me voy a casa. La mañana se siente extraña, una sensación post cannabica clásica que algunas personas conocen o han sentido, la sensación de estar dopado sin estarlo realmente, se lo atribuyo al sueño.

En la mañana voy a comprar frutas, todo es un tanto nuevo y entretenido, extraño y muy motivador. Siento y comienzo a entender lo que paso, me siento afortunado de haber visto y haber sentido lo que sentí. Solo quiero dormir y descansar.

Paso el resto del día con una extraña sensación de falta de realidad, de confrontar lo fuerte de la experiencia con esta realidad vacía que había analizado la noche anterior. El choque de realidades me hace cuestionar la realidad. ¿Es mi ego tratando de permanecer y tomar las riendas de la vida vacía y carente de sentido espiritual nuevamente? Veo y entiendo los juegos a los que se someten todos (me incluyo) día a día, lo fuerte del ego y lo interesante de disolverlo y entender las cosas. Mi mente esta lenta tratando de desclasificar la información revelada. Paso el resto del día analizando levemente las cosas, mis decisiones importantes, mi pareja, mis hijos. Creo que no me he equivocado en nada. Pasado una semana mi diario y leve dolor de espalda producto de un pequeño problema lumbar vuelve ¿Había desaparecido el dolor producto del cannabis? Procuro no beber en la semana, no me dan ganas. Menos de fumar esa cantidad que fume, creo no lo volveré a hacer nunca mas.

¿Conclusiones?

Me las guardo y las proceso aunque muchas de ellas ya las expuse, sin embargo creo algunas cosas:
-Creo que tuve una experiencia con un enteógeno menor como el cannabis producto de mi poco habito a consumirlo en cantidades excesivas.
-Creo que tuve un viaje sin proponérmelo, cosa que fue un poco contradictoria ya que al principio me entro una especie de pánico que logre reducir pasado el tiempo. Dicha experiencia la tenia reservada para algún hongo quizás, no fue el momento ni la compañía adecuada ya que lo realice solo sin un guía. Podría haber terminado un poco peor pero al final salio todo bien.
-Sin quererlo viví lo que andaba buscando hace un tiempo, no fue la forma pero fue un acercamiento muy llenador.
-Finalmente creo que me sirvió muchísimo y como le dije a un amigo hace poco: ‘La realidad no puedes salir a buscarla, ella es la que te encuentra y se muestra’.

“Cuanto mas penetras el mundo de teonanácatl, más cosas se ven y miras nuestro pasado y nuestro futuro como una sola cosa que ya se llevó a cabo, que ya sucedió (…)”

María Sabina.